El resultado de una apuesta de hándicap en tenis se calcula al sumar todos los juegos ganados por jugador y aplicar luego el hándicap.


Por ejemplo, si Jugador A derrota a Jugador B 7-6 6-7 7-6, Jugador A ganó 20 juegos y Jugador B ganó 19. Una apuesta con un hándicap de -0,5 por Jugador A sería ganadora, ya que 20 menos 0,5 es 19,5, es decir, más de 19.


Jugador A puede ganar el partido y aun así perder el hándicap de -0,5. Por ejemplo, si Jugador A derrota a Jugador B 7-6 2-6 7-6, Jugador A ganó un total de 16 juegos y Jugador B ganó 18. 


16 menos 0,5 es 15,5, es decir, menos de 18. Por lo tanto, una apuesta de hándicap de -0,5 por Jugador A es perdedora.