Las apuestas en mercados de la segunda mitad en partidos de Rugby League y Rugby Union se clasifican en función del puntaje, incluido el tiempo extra (punto de oro).