En los partidos con formato de “el mejor de 3”, las apuestas a que un equipo ganará con un hándicap de -1,5 implican que este debe ganar 2-0 para que la apuesta sea exitosa. Una apuesta de línea de dinero a que un equipo ganará implica que este debe ganar 2-0 o 2-1 para que la apuesta sea exitosa.

En los partidos con formato de “el mejor de 5”, las apuestas a que un equipo ganará con un hándicap de -2,5 implican que este debe ganar 3-0 para que la apuesta sea exitosa. Una apuesta de línea de dinero a que un equipo ganará implica que este debe ganar 3-0, 3-1 o 3-2 para que la apuesta sea exitosa.

A veces ofrecemos mercados de línea de dinero para las partidas con formato de “el mejor de 2”, en cuyo caso las apuestas no se cancelan si el evento termina en empate.